fbpx

Cómo saber cuál es tu nivel de baile

Mi primera vez (Principiante)

Después de haber oído a tus amigos contarte que se lo pasan genial, que han conocido a mucha gente y que además aprenden, hoy te has levantado con la decisión tomada, ¡Me apunto a clases de salsa y bachata!

Genial, tanto si es tu primera vez como si retomas las clases, surge la misma pregunta. ¿Cuál es mi nivel?. La respuesta puede parecer fácil y única, pero no es tan sencillo. Tenemos que saber un poco más de ti. 

  • ¿Has recibido clases de otro tipo de baile?
  • ¿Sueles oír música habitualmente?
  • ¿Estás familiarizado/a con los ritmos latinos?

Estas, entre otras preguntas, pueden servirnos para orientarte hasta que te veamos dar tus primeros pasos.

Pero ¿qué pasa si no vives en nuestra ciudad o en nuestro país y quieres asistir a nuestras clases?

Te presentamos la Comunidad de Alfonso y Mónica.

Podrás asistir desde cualquier parte del mundo a nuestras clases en directo. Las lecciones se organizan por niveles y en cursos específicos. Podrás preguntarnos tus dudas y si no puedes asistir a la clase en directo, se quedará grabada para que la veas y practiques cuantas veces necesites.

Además tendrás a tu disposición contenidos exclusivos que únicamente son accesibles a los miembros de la Comunidad Alfonso y Mónica. Cada 6 semanas tendremos contenido extra. Y lo que no podía faltar, el curso completo de Conexión en pareja. ¡Te esperamos!

He asistido a clases (Inicio básico/medio)

Ya has hecho tu incursión en el baile, has interiorizado el paso básico seguido de algunos giros; te sientes en tu “salsa”. Es en este momento cuando queda patente que cada persona es un mundo.

Te has apuntado con tu amigo Pedro. Habéis asistido a las mismas clases, con los mismos profesores y el mismo número de veces. ¿Cuál crees que ha sido el resultado?, han adquirido aprendizajes diferentes.

Llegados a este punto nos encontramos con muchos factores que pueden influir en tu aprendizaje. De entre ellos, para poder determinar tu nivel correctamente deberíamos saber:

  • ¿Cuánto tiempo has asistido a clases?
  • ¿Qué ritmos latinos has aprendido?
  • ¿Has bailado en sociales?

Tras nuestra primera toma de contacto nos quedará mucho más claro hacia dónde te podemos orientar.

Sé lo que quiero (Medio)

Has asistido a clases durante un año o más, ya sabes cuál es tu ritmo preferido. Conoces tus defectos y tus virtudes. Eres el candidato perfecto para que seas tú el que nos diga en qué nivel deberías estar, (no siempre se acierta xD).

Con tu perfil de alumno tenemos muchas facilidades para orientarte porque has hecho una introducción, puedes hablarnos de algunos tecnicismos y sabes identificar tus habilidades entre las cuales estarán, el control corporal, nociones del control del espacio y capacidad de conducción relativamente fluida en el caso de los chicos.

Es momento de pulir tus conocimientos.

Soy el rey de la pista, creo… (Medio/Alto)

Te has formado, has practicado y aprendido sobre técnicas, musicalidad, conducción, interpretación…, y te sientes como “pez en el agua”. Contigo vamos a ser especialmente críticos porque al mismo tiempo que has aprendido muchísimo, también has adquirido “vicios”. ¡Vamos a darte caña!

Llegados a este punto tendrás claro lo que es y sabrás “bailar en tiempo”. Realizarás movimientos más elaborados siendo consciente de que los pesos están abajo. El control del espacio es mucho más amplio.

Avanzado

¡Vaya!, si has llegado hasta aquí te damos la enhorabuena por muchas cosas, primero que nada por compartir la ilusión por lo que nos apasiona. También por el esfuerzo y el tiempo que has dedicado a hacer lo que te gusta, (no ha sido un esfuerzo), y la perseverancia que has puesto en ello.

En este punto debes de cumplir con varios aspectos muy importantes,

  • Control corporal. Entender los movimientos de tu cuerpo. Aplicar la cadencia en el baile tal y como lo requiere.
  • Control del espacio. Conocerás si el espacio de movimientos es demasiado grande. Entenderás si el movimiento de tus brazos está rompiendo la conexión con tu pareja.
  • Control de la pareja. En el caso de la chica, aunque la marca no sea clara podrás dejarte llevar en figuras de relativa complejidad. En el caso del chico, harás entender con claridad las marcas sin que a la chica le suponga un suplicio.
  • Control del ritmo.  Sabrás reconocer y acompasar los sonidos, las pausas y los instrumentos en tu baile.
  • Control del tiempo. Tu oído estará adaptado a los tiempos, reconocerás qué tan lenta o rápida es la canción. Sabrás si estás bailando en el tiempo uno.

Si el camino lo has hecho de nuestra mano, queremos darte las gracias por confiar en nosotros y hacernos sentir orgullosos de ver los resultados de esto que hacemos con tanto cariño y que vemos recompensado en el día a día en todos nuestros niveles.

¿Cuál es el siguiente paso?

Llegados a este punto tienes la oportunidad de dar un paso más y formar parte de nuestro grupo coreográfico;¡Los 40 style!. Podrás hacer derroche de tu vena artística y sin duda pasártelo muy bien disfrutando de otra faceta del baile.

Para pertenecer a nuestro grupo coreográfico el requisito indispensable es que seas muy responsable y comprometido. Requerirá de mucho trabajo para luego obtener la recompensa subidos en el escenario. ¡Que emoción!

Recuerda apuntarte a una coreografía adaptada a tu nivel. No se trata de sufrir, sino de trabajar y disfrutar. A nivel personal es una experiencia única

Tu nivel depende del número de pasos y figuras que sabes hacer.

Nada más lejos de la realidad.

Si hay algo que se presta a confusión en cuanto a el nivel, es el repertorio de pasos y figuras que conoce el bailarín. Recuerda que puedes conocer muchas figuras, combos y pasos, pero que no puedas pasar de un nivel medio/alto.

Entre algunos motivos podríamos destacar los siguientes:

  • No controlas los tiempos
  • No entiendes las partes básicas de la canción y haces desde principio a fin un baile plano.
  • No reconoces que tipo de bachata o de salsa estás bailando, etc.

En este punto podemos hablar sin lugar a dudas de aquello de “mejor calidad que cantidad”

Entonces, ¿cuál es mi nivel?

Tu nivel no está establecido, no está encasillado. No eres 1, 2 o 3. Eres lo que sientes por la música y cómo la interpretas y transmites. Casi sin darte cuenta tendrás un estilo propio, solo tú bailarás de esa forma, así que no te preocupes por el nivel y recorre el camino al son.

¡Buen viaje!

Suscríbete a alfonsoymonica.com

¡Recibe en tu email nuestras novedades, eventos y promociones!

Consentimiento RGPD

¡Recuerda revisar tu correo electrónico para confirmar tu suscripción!

Pin It on Pinterest

Share This